Los Mass-Media : Información versus Desinformación

El máximo responsable de una colosal empresa de noticias y comunicación dijo una vez :Informar es un deber y un privilegio”. Por otro lado todos los humanos tenemos el derecho a ser informados.

Aparentemente ambas declaraciones se complementan a la perfección. Todas las cadenas de televisión programan diariamente dos o mas espacios dedicados exclusivamente a las noticias. Algunos canales, incluso, llegan a usar las noticias como estandarte retransmitiendo boletines informativos las veinticuatro horas. Lo mismo ocurre con la prensa escrita. Publicaciones diarias con un amplio abanico de secciones – política, sociedad, internacional,deportes, etc – que ofrecen multitud de noticias cuidadosamente escogidas y elaboradas, llegando, casi siempre, a un verdadero colapso informativo que termina transformándose en una autentica perdida de interés por parte del lector. Poca gente realmente lee un periódico entero, o mira con atención los informativos televisivos de principio a fin, salvo que, entre noticias, estén insertados mini reportajes que cuenten, mas bien, anécdotas, dándole así un respiro a la audiencia. Este bombardeo constante de noticias, alentado y exagerado por el privilegio de algunos y el derecho a ser informados de los demás, nos conduce a creernos correctamente informados, cuando, en realidad, sucede todo lo contrario.

La presión soportada y la falta de ética y profesionalidad de la gran mayoría de los periodistas contratados por los mass-media les lleva a ejercer un trabajo totalmente contrario a su propósito inicial. Información versus Desinformación.

El tiempo y espacio dedicados a una información son reducidos al mínimo. Los periodistas se ven así obligados a eliminar los análisis, anular las entrevistas de las partes implicadas y no realizar las comprobaciones a través de otras fuentes. Como resultado, obtenemos noticias, muchas veces no contrastadas, que enseñan solo una versión limitada y prefabricada hacia el publico receptor. A eso se le llama desinformación. Y eso sin contar los numerosos casos de información deliberadamente manipulada por los medios para proteger unos intereses que no siempre alcanzamos a entender y descubrir. Recuerden los atentados de Nueva York y de Madrid.

Expongamos algunos ejemplos de noticias manipuladas o silenciadas según las exigencias políticas y económicas del momento.

En los últimos 20 años, América Latina registra unos cambios políticos y sociales muy importantes, abandonando regímenes totalitarios defensores del neo-liberalismo a favor de unos claros y únicos sistemas de izquierdas. Estos países, con sus gobernantes electos, se posicionan hostilmente en contra del capitalismo internacional que impide el desarrollo económico, industrial y social, provocando la ira de Europa y Estados Unidos que ven como peligran sus inversiones y beneficios en esas naciones. Así vemos titulares muy críticos y descalificadores que incluso tergiversan lo que realmente ocurre, llegando a tachar algunos políticos de populistas o de practicar populismo (supuestamente una política irresponsable); términos que, por supuesto, no son aplicables a los países y gobernantes que permiten la expansión económica de Europa y Estados Unidos en sus territorios, aun desfavoreciendo los intereses y la dignidad de sus ciudadanos.

Esas políticas populistas, desacreditadas o silenciadas por nuestros medios, incluyen, por ejemplo, la nacionalización de empresas que permiten recuperar una ganancias para un estado de 2.600 millones de dolares frente a los 300 que recaudaban previamente. ¿Donde iba la diferencia? O vender petroleo a un país amigo y vecino a un interés de 1 por 100. O firmar acuerdos para ofrecer atención sanitaria gratuita a sus ciudadanos más desfavorecidos y a los ciudadanos de los países vecinos también (siendo el gasto de transporte asumido por el estado). O la erradicación, casi, de la tasa de analfabetismo en un periodo inferior a 10 años. O el aumento de los sueldos mínimos entre un 15 y 25 por 100 según el país.

¿Recuerda haber leído alguna de estas noticias sobre países “populistas”?

El tipo de información que nos llega es aquel que se pueda utilizar negativamente, demonizando estas políticas contrarias al capitalismo, como, por ejemplo, la bajada de apoyos de un presidente latino-americano al 62 por 100, haciendo hincapié sobre el hecho de que goza de menos simpatía ciudadana. De lo que no informan, en este caso, es que, en la misma fecha, a un presidente de un país del sur de Europa, le cuesta mantener un ridículo 40 por 100 !

¿Quien detiene la peor puntuación por parte de sus ciudadanos? Según los periódicos europeos aquel que suma el 62 por 100 !

Si informar es un deber y un privilegio, informar correctamente es una obligación.

Nota – definición de la palabra populismo del Real Diccionario de la Academia : No Existe !

Nota – Las noticias citadas en este articulo pueden verse en los periódicos de mayor tirada de España (El País y El Mundo entre otros).

fuente : Desinformación de Pascual Serrano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lo que no cuentan los medios. y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s